Aquatlón, duatlón, triatlón… ¿Cuál eliges?

Aquatlón, diatlón, triatlón… ¿Cuál eliges?

Aquatlón, duatlón, triatlón… ¿Cuál será tu nuevo reto?

A medida que la pasión por el running se instala en la sociedad, cada vez son más los corredores que quieren avanzar en la práctica de deporte y se plantean nuevos retos (¡sobre todo ahora que acaba de empezar el año!).

Muchos runners se animan así a combinar su ejercicio favorito con otros y se inscriben a pruebas que combinan carrera con bicicleta y/o con natación. ¿Quieres saber en qué consisten?

Aquatlón, duatlón, triatlón: ¿cuál será tu nuevo reto?

Seguro que has oído hablar de las pruebas de triatlón, que combinan running, natación y bicicleta. Las distancias en cada apartado varían según el lugar de la prueba, la edad de los participantes, la modalidad (profesional o popular), etc.

No obstante, son menos conocidas las opciones que solo emplean dos de esos tres elementos, pero tienen muy buena aceptación ya que muchas personas se manejan bien corriendo y nadando pero odian la bici, o bien rinden fenomenal en carrera y ciclismo pero no se atreven con la piscina. El duatlón es precisamente la combinación de running y ciclismo, y el aquatlón es una prueba que une natación y carrera. En estos casos es común dividir el recorrido en tres partes, aunque solo haya dos tipos de ejercicio (por ejemplo, “correr-nadar-correr”).

Y si después de mucho tiempo entrenando y participando en estas pruebas, quieres hacer una prueba realmente bestial, puedes animarte a preparar un Ironman: una auténtica locura que se compone de 3,86 km de natación, 180 km en bicicleta y un maratón en carrera (42,195 km). Eso sí: recuerda que una competición de estas características requiere una preparación específica y un seguimiento profesional durante meses o incluso años. ¡La salud es lo primero!

Acerca de Laura Tejerina

Blogger, redactora de noticias, community manager y profesional del mundo del fitness. Trabajo combinando mis dos pasiones: la comunicación eficaz y el ocio saludable.
Esta entrada fue publicada en Vida sana. Guarda el enlace permanente.