Little black dress

Si te gusta la moda, sabrás de que hablo cuándo me refiero al LBD o lo que es lo mismo, la petite robe noir, ¿verdad? Ese vestido corto negro, que siempre te han dicho que tiene que formar parte de tu fondo de armario. Yo siempre he pensado que para qué, que nunca existiría esa maravillosa ocasión en la que me lo fuera a poner. Así que, nunca ha formado parte de mi fondo de armario.
No sé si habrás visto Desayuno con diamantes con Audrey Hepburn, donde aparece guapísima con su Givenchy LBD y unas perlas de escándalo. Podríamos decir que fue ella junto al diseñador Givenchy los precursores de este modelo luego tan copiado.


Lógicamente, con la fuerza con la que viene el negro para esta temporada, no podía faltar esta prenda en la pasarela. Ha sido en el desfile de Nicolas Ghesquière para Balenciaga donde hemos visto clara la influencia del LBD de Audrey. Esta vez no han sido perlas lo que sus modelos han desfilado, sino unas gargantillas gigantes que quieren parecerse a lo que llevó Audrey. Aquí a la derecha vemos a la modelo Gisele Bündchen con el look de Balenciaga.
La verdad es que este año me he animado, ¿a qué? a adquirir un LBD. Aunque no te voy a mentir: me lo he comprado en rebajas, así que ni siquiera es de temporada. Aunque se podría decir que el LBD es una prenda atemporal, o por lo menos, eso dirían los expertos. Lógicamente, es bastante discreto, por eso del negro, y ligero, ya que es de gasa. Como toque, lleva una lazada en el centro, que en estos momentos está a la última ese rollito romántico. Pero ya me he asegurado que se puede quitar, sin dejar marca, para cuando me aburra. Importante detalle: muchas veces nos aburrimos de las prendas por algún detalle muy marcado que llevan. Estaría bien poderlo quitar siempre que quisiéramos y así parecer que llevamos una prenda nueva, o por lo menos, que nos resulte diferente. Sobre todo, cuando algo ha costado bastante.

Por cierto si te animas al vestidito, que sepas, que yo ya he estrenado el mío, y recuerda que nada debe quedarse en el armario. El otro día salí a cenar con mi marido, y qué mejor ocasión para lucir modelito que una cena romántica. De hecho, te recomiendo que si algún día pasas por Bilbao hagas una paradita en el Zortziko.

Los expertos apuestan por una pequeña bombonera o cartera gigante como complemento estrella del LBD. Procura que los accesorios sean una fiesta de colores, las joyas: lo más voluminosas posible. Pero el tema de los complementos está en tus manos y, sobre todo, depende del efecto que quieras causar, más menos casual.
Como vestido 10, aquí tienes el que la señorita Gwyneth Paltrow lució el la premier de Iron Man, un super LBD de Balmain donde podíamos apreciar que tras dos embarazos está estupenda, por que el vestido era un pelin corto,y le quedaba de cine. Parece que lo del little se lo aprendió muy bien el modisto Christophe Decarnin para Balmain..

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *