Con sabor escocés (II)

Hoy seguimos con el tema de los cuadros escoceses. Vamos a ver que más te puedo contar.

No tengas miedo a la hora de combinar el tartán, o cuadro escocés. Combina diferentes tipos de cuadros en un mismo conjunto, en plan exagerada. Fíjate un poco en la colección de Dolce & Gabbana: si te animas con esas mezclas serás la más in. Acierto seguro, aunque no tengan nada que ver entre sí, estarás perfecta. Incluso proponen que mezclemos el tartán con motivos florales -no sé si es un poco demasiado para la vida real. No siempre las propuestas de las pasarelas son factibles en la calle, tienes que adaptarlas a tu vida y a tu estilo. Como, por ejemplo, la propuesta de Cavalli de llevar el cuadro escocés en faldas o vestidos con medias que tengan un print animal, en plan leopardo. Quizá un poco mucho.

En todo momento estoy hablando de faldas y vestido, pero igual no eres muy de eso. En ese caso, ¿qué te parece una camisa tartán versión romántica (ya sabes: volantes, lazada)? Como la de la foto de arriba, a mi encanta, excepto por los 540€ que cuesta. Algo escocés es necesario este otoño. Para esta camisa el mejor aliado serían unos jeans setenteros: pata elefante y talle alto. Y un fular gigante: estampado de cuadros o algo muy vistoso, se trata de exagerar toda combinación que hagas. Estarás reviviendo los 70, como la que más y con el mejor estilo.

Otra buena opción en cuadro escocés es un abrigo college, corte entallado, doble botonadura, solapas importantes y grandes bolsillos. Por supuesto combínalo con esos jeans, años 70, que acabamos de fichar. Y si quieres ir al completo: métele la recién estrenada camisa tartán. Acuérdate de que todo vale, está temporada todo combina bien, da exactamente igual..

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *