Un buen abrigo para el frío

Hace tiempo ya estuvimos hablando de diferentes versiones de abrigos: la trenca y la marinera. Pues todavía nos quedan unos cuantos por comentar, así que toma nota y a ver que te compras o qué rescatas.

Antes de empezar, habría que comentar que la doble botonadura en las prendas de abrigo es algo importante a destacar esta temporada. Si te fijas en las celebs de la izquierda, ninguna descuida la tendencia. Así que, si puedes, ya sabes: que tenga doble botonadura, no lo dudes.

Para empezar tenemos los abrigos ladylike, formas elegantes con detalles femeninos, como una lazada, terciopelo en cuellos y botones, cierto vuelo, manga francesa, volantes en la botonadura o todo detalle femenino será aceptado. Lo que está claro es que todo vale, pero que tenga algo que lo haga especial.

No sé que te parecerá éste de la derecha, pero la idea sería ésta. Forma de combinarlo: su propio nombre lo indica, ropa femenina a poder ser. Si te vas a poner un vaquero, que sea pitillo o recto y métele unas bailarinas. Y si va a ser falda o vestido, lo que quieras pero femenino. Olvídate de las botas moteras, por ejemplo.

Otra de las opciones serían los abrigos masculinos, lineas rectas y minimalistas, y más bien en tonos neutros, como camel, gris y negro. Aquí abajo tienes un modelo de Michael Kors, que si te digo el precio te caes para atrás: 2.695 $. ¿Qué te parece la broma? Supongo que aparte de abrigar, hará algo más que tú y yo no sabemos, y la pena, es que nunca nos enteraremos.

Pero bueno, ya ves que es el clásico abrigo masculino, muy ponible, si es tu estilo. De todas formas, no es un abrigo sport, más bien, todo lo contrario. Sería el ideal para ir de con un pantalón de sastre o una falda tapiz. El típico abrigo para llevar a la oficina. Es una prenda bastante seria y sobria, de éstas que te pone años.

Y para terminar por hoy, ¿qué te parecen los abrigos con cinturon? También tienen ese aire serio pero mucho más femeninos. ¡Qué diferencia! Al ir ceñido a la cintura no tiene nada que ver, el efecto es totalmente diferente. Personalmente, éstos me gustan más que los masculinos, y pueden hacer la misma función. Son prendas clásicas, pero muy chic. Eso sí, que no se te olvide llevar anudado el cinturón, si no, pierde todo su encanto. A la hora de usarlo tú eliges: look oficina sofisticado, combinándolo con falda o pantalón sastre; o algo más casual con un vaquerito. Creo que puede ser una buena inversión..

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *