¿Te gusta el encaje?

¿Qué tendrá el encaje que a todas se vuelven locas por él? La verdad es que resulta un poco mucho para cualquiera de nosotras. Aunque si vas a ir a una boda, ¿por qué no? Es la tendencia más retro de la temporada, así que el acierto sería seguro. Lo que está claro es que en todas y cada una de las marcas encontrarás tu vestido, no vas a tener problema alguno.

Otra vez vemos a Gwyneth Paltrow con un vestido de encaje, esta vez de Stella McCartney. Parece que el tema le gusta y le sienta bien. No sé qué opinas, pero, a mi gusto, resulta un vestido muy sugerente, es como si se hubiera dejado hacer una radiografía a plena luz. Esa es la imagen que da, aunque habría que ver el vestido de cerca. Lo que está claro es que Gwyneth apuesta fuerte por el LBD, y cuanto más little mejor, y ¿por que no? Gwyneth no lo duda y vuelve a combinar su vestido de encaje con una blazer másculina, que contrasta perfectamente con lo sofisticado y sugerente del vestido.

La opción de Maggie Gyllenhaal es muy atrevida, no por lo sugerente del vestido, ya que no lo es tanto -ni mucho menos- sino por lo rojo de éste. Personalmente, me gusta mucho, por no hablar de lo bien que le sienta. Es un modelo de Jean Paul Gaultier. No está nada mal olvidarnos por un rato del encaje negro: de esta forma pierde todos esas connotaciones sexys que el encaje negro aporta a cualquier vestido.

¿Y qué te parece nuestra pequeña Natalie Portman? En ambos casos lleva modelos de Rodarte. Prefiero el look de más a la derecha -me encanta el look al completo, no le cambiaría nada. Lo qué más me gusta: cómo contrasta su melena suelta con ese vestido tan retro. Si se lo hubiera recogido se hubiera puesto 10 años encima. Parece que ni ha ido a la pelu, aunque cuesta creerlo.

En el otro vestido, además del encaje, destaca esa gasa en azul eléctrico combinada con negro. Este detalle hace que el vestido sea más atrevido, aunque mucha gente pensaría: ¿qué hacen esas cortinillas a los lados? Pero ya se sabe: para gustos… Me gusta pero prefiero el otro infinitamente.

Hablando de que podrías encontrar un vestido en cualquier parte, te he buscado éste en Jota Mas Ge. No sé que te parecerá pero, desde luego, seguro que te sienta a la perfección. La hechura es totalmente femenina: ajustado un pelín al pecho, se ciñe en la cintura con un lazo y el vuelo de la falda hace que no se te pegue ni un milímetro a tu cadera. ¡Acierto seguro! Yo no lo dudaría, llevaría una blazer masculina, y si es tipo esmoquin mejor todavía.

Me apetecía comprarme algo de encaje, pero mi pregunta era que para qué. A mi el tema de la alfombra roja me pilla muy lejos y todavía hasta abril no tengo ninguna boda. Así que pensé en alguna parte de arriba, quizá un día para ir un poco arreglada no estaría mal. Pero mi busqueda fue un poco fallida, nada de lo que veía era ponible, hasta que encontré esta camisa de seda de Malahierba con el detalle central y en los puños del encaje. Es perfecta: sigue la moda del encaje y el estilo romántico, y además es totalmente ponible, aunque sea un poco arreglada.

Me la he puesto en dos ocasiones. La primera vez con un sastre negro y una perfecto negra. El pantalón me daba un toque sobrio, la camisa un toque romántico, y la perfecto rompía los moldes por completo. Ayer también me la puse con un sencillo pitillo gris y unas bailarinas negras de charol. Bastante más sencilla, pero intentando cuidar todos los detalles, como siempre..

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *