Algo más que un anuncio de tampones

Hace ya unos días que comencé a leer por las redes, sobre todo por Tuíter claro está, comentarios de todo tipo sobre el nuevo spot publicitario de Tampax. Decían algo así de una Amaia Salamanca muy jugetona y algo así como tres tipos un poco tontos.  Comentarios de todas clases. Que si es sexista. Que si es muy sexual. Que si la mujer se muestra como objeto una vez más. Que si está súper gracioso. Que si es muy arriesgado. Que si qué provocativo. Que si qué buena está esta chica. Que si Amaia Salamanca actúa más mal que bien. Que  a quién se le habrá ocurrido semejante desfachatez. Y un largo etcétera de comentarios en 140 caracteres, y alguno más.

Tampax 1

Resulta que el anuncio en cuestión, que podéis ver en la página de Tampax, se ve cómo la actriz coloca un tampón en la mano de uno de los chicos que están con ella en una piscina y que, casualmente, al echar mano al bolso de Amaia, ha sacado el paquetito de un tampón. Los otros chicos que ahí se encuentran, y el propio protagonista, se quedan atónitos y más bien subiditos de tono por la actitud caliente de Amaia.

Tampax4

En un primer momento, pensé que ya estamos otra vez con la sexualidad de la mujer, que incluso en un anuncio por y para mujeres se nos sigue cargando de un alto contenido sexual que, además, no viene a cuento. Me cabreé mucho al ver que OTRA VEZ se nos pone como mujer-objeto y que estamos para calentar al personal. Qué hartura, de verdad.  Sin embargo, y aquí viene lo bueno, caí en la cuenta que este anuncio no es para mujeres. El anuncio de Tampax, con todo ese sexo y esos hombres más bien planos, es un anuncio para hombres. Y, sinceramente, creo que eso es algo altamente positivo.

Tampax2

Ya hablé del tabú que supone para la sociedad el tema de la menstruación en este post, y mucho más lo es en el círculo de los hombres. Yo aun tengo que soportar muchos comentarios muy machistas cada vez que tengo la regla (del tipo “no te subas a mi coche, a ver si lo vas a manchar”) y tengo que soportar muchas caras de asco cada vez que sale el tema a relucir. Ya está bien.

Tampax5

Está claro que quizá la cosificación de la mujer no sea el mejor camino para romper el tabú de la regla entre “los machos”, pero al menos conseguimos que miren la tele aunque se esté hablando de la menstruación y que, incluso, tengan interés y escuchen qué es eso de la regla. Quizá sea un pequeño paso para que, aunque sea a través del sexo, acerquemos la regla a los hombres y dejemos de estar estigmatizadas por tener una característica tan propia de nosotras.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *