Cómo sobrevivir a tu primera clase de yoga

Cómo sobrevivir a tu primera clase de yoga

Sin duda, una de las mejores formas de ponerse en forma es practicar yoga con regularidad, porque te permite acelerar tu metabolismo, eliminar tu ansiedad (menos agobios, menos “comer por estrés”), estirar tu cuerpo, poner a punto tus músculos para otras sesiones de entrenamiento…

Pero los comienzos no son fáciles. Por eso te proponemos unos consejos para sobrevivir a tu primera clase de yoga y engancharte totalmente a la práctica 🙂

Tu primera clase de yoga

  1. Si nunca has hecho yoga antes, infórmate bien sobre los distintos tipos de yoga (hatha, vinyasa, kundalini…), pregunta precios en varios centros y pide probar una clase sin compromiso. Sería un chasco pagar de antemano un mes de clases para luego descubrir que no te gusta esa variedad de yoga.
  2. Con el estómago vacío. El yoga te va a exigir trabajar con todo tu cuerpo y es probable que tengas que enfrentarte a posturas invertidas, así que lo mejor es respetar un tiempo prudencial sin comer antes de la clase (por ejemplo, una hora o una hora y media).
  3. Agua, agua y más agua. No te confíes ni pienses que el yoga es un ejercicio tranquilo que apenas requiere esfuerzo. Lo cierto es que vas a poner a trabajar todo tu cuerpo y es muy importante que te hidrates bien antes, durante y después de la clase. No dudes en pararte si necesitas agarrar tu botella de agua durante la clase. Y no esperes a que aparezca la sed, porque eso es ya un signo de deshidratación.
  4. La postura del niño es tu refugio. Antes de empezar los ejercicios, pregúntale al profesor o profesora por la postura del niño. Se trata de una postura de descanso a la que podrás acudir en cualquier momento de la clase si sientes que no puedes hacer frente a los esfuerzos y necesitas recuperar el aliento. Cuando tu respiración haya vuelto a tu ritmo normal o sientas los músculos preparados de nuevo, ¡vuelve a la carga!
  5. Sonríe. Disfrutar de la clase es la clave del éxito. No te preocupes si no te salen muchas de las posturas: vive el momento y aprovecha los beneficios que te está dando la práctica en cada clase.

(Imagen de LocalFitness).

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *