Rutinas de ejercicios para hacer en casa

¿Te sobran “ratos tontos” en casa y te gustaría aplicarlos para ponerte en forma? Te proponemos algunas rutinas de ejercicios para mejorar tu estilo de vida 😉

Rutinas de ejercicios para hacer en casa
Hay muchos tipos de ejercicio que puedes hacer cómodamente en casa. ¡Solo necesitas echarle ganas!

4 rutinas de ejercicios que puedes hacer en casa

  • Si practicas yoga, una manera excelente de “desatrofiar” los músculos es ejecutar varias rondas seguidas de “saludos al sol” sobre la esterilla. Primero, tomándote tu tiempo en cada paso y haciendo varias respiraciones muy profundas antes de cambiar de asana. Después, “acelérate” haciendo varias rondas que combinen de manera simultánea la respiración con el movimiento (es decir, cambia de asana cada vez que tomes o sueltes aire). Termina con unos estiramientos tranquilos de piernas y brazos… ¡y te habrás quedado como nuev@!

Saludos al sol de yoga: ejercicios para hacer en casa

  • Fortalece tus brazos utilizando mancuernas y realizando series de 15 repeticiones de los ejercicios para trabajar biceps, triceps, pectoral, hombros, etc. Si tienes miedo a que se te acabe la inspiración, te recomiendo la página Ejercicios con Mancuernas.
  • Gimnasia hipopresiva: una tendencia que cada vez tiene más peso en el mundo del fitness, y ello se debe a sus increíbles efectos positivos sobre la salud y sobre la forma física. Notarás cambios en muy poco tiempo, pero es fundamental que recibas primero instrucciones de personal cualificado. Solo cuando tengas una cierta soltura en la ejecución de los ejercicios podrás llevar la práctica a tu casa.
  • Tonificación general sin material específico: tu cuerpo es la mejor máquina para trabajar, ya que puedes utilizar su peso para mejorar la fuerza de tus músculos. Realiza flexiones, sentadillas, ejercicios para los glúteos… ¡las posibilidades son casi infinitas!

Por último, recuerda que el mal tiempo no es excusa para no hacer ejercicio, y siempre puedes combinar todas las rutinas que hemos mencionado con salidas a la calle para correr, o visitas a la piscina… Todo depende de tu tiempo disponible, tu capacidad para organizarte y tu motivación.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *