La prenda de la temporada: el vestido


Es fácil darse cuenta, ¿verdad? No creo que haya que leer mucho para verlo claro. Simplemente paseando un poco por tu ciudad y fijándote en los escaparates verás la cantidad de vestidos que te vas a poner este otoño-invierno.

No creas que el vestido es una prenda de verano. Olvídate de eso: ya es historia. Está claro que este verano el vestido ha sido el rey. Pues sigue siéndolo. Que no se te olvide.

Aunque el vestido no sea lo tuyo, te tienes que animar, no seas tonta. Saca tu lado más femenino y olvídate de los vaqueros por una vez. Te sorprenderás al ver que sientan mucho mejor de lo que piensas. Son miles los vestidos que tienes para elegir, y alguno te quedará bien.

Antes de hacer el cambio de armario, a menos que tengas un armario inmenso y te quepa toda la ropa (de hecho, yo necesito hacer “operación cambio de armario” dos veces al año, y es un rollo; seguro que me entiendes, ¿verdad?), asegúrate de que los vestidos de verano que tienes no los puedes usar ahora, para el invierno. Seguro que tienes alguno atemporal: metiéndole una media, solucionado. Por arriba te abrigas un poquito metiéndote algo por debajo, si el vestido es de tirantes o sin mangas. El rollito de la ropa superpuesta está a tope, así que sin pegas. Y si el vestido es de manga corta, no hay más que ponerse una rebeca, cárdigan o sudadera: dependerá de tu estilo.

nafnaf 291x300 La prenda de la temporada: el vestido

Si decides hacer alguna inversión, tienes varias opciones. La más acertada para este invierno, en concreto, sería el punto: se lleva mogollón y además es una gozada para el invierno. Asegúrate de que no se te pegue demasiado: el punto puede ser muy peligroso. Es mejor coger una talla más que ir hecha una morcilla. Dependiendo de dónde vayas, métele una camisa por debajo al vestido, y te darán un toque más serio. Tienes un ejemplo en la foto de Naf Naf que ves al lado. Si tienes dudas con el color, el gris es un acierto seguro: es uno de los colores de la temporada. Aunque si te interesa, yo me lo he cogido en rojo: no me pude resistir (Naf Naf, alrededor de 70 euros).

Otra de las opciones a la hora de comprarte un vestido, podría ser tipo pichi, con estampados retro, años 60. En este caso, mejor que le metas un jersey de cuello vuelo o, sin más, una camiseta de algodón por debajo -a menos que tengas una camisa lisa de cuello en alza. De todas formas, esta opción es algo más atrevida, y si andas justa de vestidos, con un estampado muy marcado te parecerá que vas siempre igual vestida. El pichi podría ser también liso, con algún detalle, como botones anchos y grandes.

Otra opción de vestido es de tipo futurista, con tejidos metalizados, acolchados. Un poco tecno. De todas formas, este tipo de vestido sería básicamente para salir, y que tus amigas se pongan celosas de ver lo guapa y sexy que estás. La diseñadora Marta Terán tiene unos cuantos perfectos para la ocasión, y sientan de miedo.. martate 300x288 La prenda de la temporada: el vestidomartat2 300x288 La prenda de la temporada: el vestido

Para terminar, si te atreves con un vestido satinado, vas a ser la reina. El satén es un tejido ideal para ir brillante, y así lograr una nota de lumninosidad. Atrévete con un azul eléctrico o fucsia. Estarás guapísima.

Combina tus vestidos con un maxibolso y con tacones altos, aunque siempre dependerá de tu altura. Seguro que con unas bailarinas y tu “metro ochenta” estás guapísima.

Comments (3)
  1. Noelia 30 octubre 2008
  2. begotxu 30 octubre 2008
  3. nancy 28 junio 2009