Masajes para una vida sana

Masajes para una vida sana

¡Date el gusto de recibir un masaje! Te contamos cómo pueden ayudarte a tener una vida sana.

¿Tienes demasiado estrés? ¿Pasas muchas horas delante del ordenador? ¿Practicas mucho deporte? ¿Tienes alguna lesión? ¿No duermes bien por las noches? ¿Necesitas relajarte?

Puedes tener muchos motivos para darte un masaje, pero no todos son iguales. En función de lo que tu cuerpo y tu mente necesiten, deberás acudir a un especialista o a otro.

¿Qué tipo de masaje me conviene?

  1. Los fisioterapeutas son especialistas en el tratamiento destinado a la recuperación, la rehabilitación, la “puesta a punto”, etc. No dudes en contactar a un profesional para tratar lesiones, volver a “despertar” músculos que han sufrido problemas, acelerar la recuperación de la actividad y el movimiento, etc. Además, no debes olvidar que los fisioterapeutas están preparados para usar instrumental con el que es más fácil acceder a músculos profundos y difíciles de tratar exclusivamente con las manos.
  2. Si lo que buscas es un masaje específicamente deportivo previo a una competición, coméntaselo al fisioterapeuta para que actúe en consecuencia, con un masaje deportivo.
  3. Para tratamientos de relax y desconexión, te puede interesar ponerte en manos de un quiromasajista que haga desaparecer las contracturas de los hombros y la espalda.
  4. ¿Has probado el masaje tailandés? Es una técnica muy relajante a través de la cual el terapeuta utiliza las manos, los codos o los pies para masajear el cuerpo.
  5. También puede interesarte probar la osteopatía, que te ayudará a relajarte y a conocer mejor las posibilidades de tu cuerpo en general y de las articulaciones. Se basa en una visión global del cuerpo humano que tiene en cuenta la relación entre cuerpo y mente.

Acerca de Laura Tejerina

Blogger, redactora de noticias, community manager y profesional del mundo del fitness. Trabajo combinando mis dos pasiones: la comunicación eficaz y el ocio saludable.
Esta entrada fue publicada en Vida sana. Guarda el enlace permanente.