TRX: descubre el entrenamiento en suspensión

TRX: descubre el entrenamiento en suspensión

¿Has probado los beneficios del entrenamiento en suspensión?

Como ya comentamos en un post anterior, muchas veces nos da pereza trabajar la fuerza física porque tenemos la idea preconcebida (y errónea) de que es un ejercicio aburrido, repetitivo y excesivamente estático. Sin embargo, ponerte en forma con un kit de entrenamiento en suspensión –como el TRX– te resultará divertido, ameno y muy exigente.

Entrenamiento en suspensión: ¿por qué probarlo?

El entrenamiento en suspensión es un sistema de trabajo que se apoya en unas cintas de sujeción que se cuelgan del techo –¡o se enganchan en la puerta de tu casa!– y se convierten en una excelente herramienta para fortalecer los distintos grupos musculares del cuerpo aprovechando la resistencia de las propias cintas y el peso del propio cuerpo. Curioso, ¿no?

Partiendo de distintas posturas de inicio, se agarran las cintas con las manos o con los pies, y después se realizan ejercicios de flexión con el cuerpo, o de apertura de brazos o piernas… Las posibilidades son casi infinitas. También se puede complementar el trabajo con otros materiales (como fitball, colchonetas, bosu) para desarrollar otras capacidades como el equilibrio y la propiocepción.

Dónde y cómo realizar entrenamiento en suspensión

Como ocurre con la práctica de cualquier tipo de ejercicio, lo mejor al principio es que realices entrenamiento en suspensión en un gimnasio o centro deportivo, con la supervisión y orientación de un profesional. Algunos centros incluyen este tipo de trabajo como parte de clases colectivas, y en otros lugares tendrás que incorporarlo como parte de tus sesiones de entrenamiento personal.

Una vez que hayas adquirido soltura y te sientas cómod@ con el material y con los ejercicios, puedes animarte a entrenar por tu cuenta, utilizando el material disponible en el gimnasio o comprando un kit para ti, lo que te permitirá seguir avanzando en el entrenamiento en suspensión (muchos kits traen libro y/o DVD con ejercicios).

Una curiosidad: si te gusta entrenar al aire libre, puedes enganchar las correas a una rama de árbol lo suficientemente alta y robusta… ¡todo listo para dar lo mejor de ti en el parque! :)

(Imagen: Slyngetrening).

Acerca de Laura Tejerina

Blogger, redactora de noticias, community manager y profesional del mundo del fitness. Trabajo combinando mis dos pasiones: la comunicación eficaz y el ocio saludable.
Esta entrada fue publicada en Vida sana. Guarda el enlace permanente.